Tendencias actuales en el consumo de platos refrigerados

Los cambios sociológicos, económicos y tecnológicos de las últimas décadas han modificado sustancialmente el patrón de consumo alimentario. Las nuevas formas de comportamiento y hábitos de consumo han favorecido el desarrollo de soluciones a las nuevas necesidades de los consumidores españoles, remarcándose aquellas que aportan comodidad, facilidad de preparación o rapidez, pero con una buena dosis de beneficios para la salud.

 Según el estudio de mercado realizado por la consultora IPSOS para la Asociación Española de Elaboradores de Platos Refrigerados, el consumidor percibe el plato refrigerado como una alternativa de alimentación fresca y saludable.

Además del factor obvio de comodidad y practicidad, el consumidor valora especialmente el poder acceder de una forma fácil y en su hogar a platos de la cocina tradicional, platos exóticos o con ingredientes especiales que pueden resultar complicados de preparar en el hogar.

 Teniendo en cuenta las tendencias actuales en el consumo y las nuevas necesidades del consumidor actual, el sector de elaboración de platos refrigerados está desarrollando nuevos lanzamientos con el objetivo de mejorar la aceptación hacia esta categoría de alimentos. A continuación se recogen algunas de las novedades que ya empiezan a verse en los lineales y que marcan las tendencias actuales del sector:

 Ingredientes y recetas

√ Recetas que incorporen ingredientes de elevada calidad

√ Recetas que incorporen ingredientes propios de la dieta mediterránea

√ Recetas que incorporen ingredientes con denominación de origen o de procedencia nacional

√ Recetas propias de la gastronomía española tradicional

√ Recetas representativas de la cocina internacional (mejicana, griega, japonesa, indonesia, etc.)

√ Recetas con perfil nutricional más saludable

√ Recetas que incorporen ingredientes funcionales

 

Formatos, presentaciones, materiales de envase y técnicas de envasado

√ Mejoras en las propiedades barrera de los materiales de envase que mejoren su conservación o aumenten la vida útil del producto

√ Mejoras en el envase que aporten mayor resistencia y protección del contenido

√ Envasado con materiales transparentes o con ventanas que permitan que el consumidor pueda visualizar y evaluar su contenido antes de decidirse a su compra

√ Envasado al vacío, con resultados muy atractivos y que muchos consumidores asocian con mayores garantías de calidad e inocuidad

√ Formatos adaptados a las necesidades de consumo, con presentaciones en raciones individuales o raciones familiares

√ Formatos de envase originales y novedosos, que sorprendan y se destaquen de la competencia

√ Envases con formas que recuerden al recipiente original de preparación (paella, cazuela de barro, etc.)

√ Envases que también se pueden utilizar como recipientes para el consumo

√ Envases compartimentados que permiten separar diferentes componentes del plato, de manera que el consumidor pueda adaptarlo a sus necesidades y mezclarlos en las proporciones que más se ajusten a su gusto

√ Incorporación de cubiertos para permitir que el consumidor pueda degustar el alimento fuera de casa (en su lugar de trabajo, en la universidad, etc.)

√ Sistemas de envasado de fácil apertura

√ Sistemas de cierre que permitan una mejor conservación tras la apertura (tapadera, zip hermético, tapón, etc.)

√ Reducción en el peso del material de envase utilizado

√ Uso de materiales de envase inteligentes que informen sobre alguna característica del producto (calidad microbiológica, mantenimiento de la cadena del frío, etc.)

√ Uso de materiales de envase con ingredientes activos capaces de proteger al alimento frente a procesos de oxidación de sus ingredientes o que inhiban la proliferación microbiana

 

Imagen e información al consumidor

√ Etiquetado claro y destacando la información más importante para el consumidor

√ Imágenes o fotografías atractivas y sugerentes que resalten el aspecto del plato una vez preparado

√ Imágenes de cada uno de los ingredientes que se incluyen en la receta

√ Prescripción del plato refrigerado por un cocinero de reconocido prestigio